Language Selection

English
El Potencial de Pangasius en Puerto Rico PDF  | Print |  E-mail
Michael V. McGee, Ph.D.
Caribe Fisheries Inc.
Lajas PR
This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it


Pangasius hypophthalmus es un pez de agua dulce que ha llegado al segundo lugar de producción en el mundo. Las proyecciones indican que en 5 años pudiese ser el numero uno. Su centro de producción es en su país nativo Vietnam. Siempre ha sido un pez de consumo local en el Suroeste de Asia, pero durante los años 90’s los Vietnameses empezaron a desarrollar su potencial como un producto para la exportación. Hoy en día Vietnam exporta sobre 1.2 millones de toneladas  con un valor sobre 1 billón de dólares a mas de 100 países mundial.

El Pangasius es de la familia de los bagres (catfish) y vive en el Rió Mekong de S. E. Asia. Crece rápido y es muy tolerante a condiciones de alta producción. Tiene una dieta de mayor componente vegetal y rinde un filete sin huesos, alrededor de 35% de su peso corporal. El único factor que ha restringido el éxito de este pez como producto de la acuicultura es que no se reproduce naturalmente en cautivo. Pangasius reproduce solamente en cierta áreas del Rió Mekong  y requiere factores ambiéntales específicos para lograrlo. Para resolver este impedimento los Vietnameses aplicaron una técnica de reproducción inducida por hormona que permite reproducir el Pangasius artificialmente en cautivo. Utilizando esta técnica les permitió producir cantidades enormes de juveniles, los que antes tenían que capturar del rió. Con esta nueva tecnología como impulso, organizaron los productores, molinos de alimento,  plantas de procesar y rápido expandieron el cultivo de Pangasius con las intenciones de estabilizar un mercado de exportación.

En el año 2002 los EEUU acabaron de firmar un acuerdo de libre comercio con Vietnam. Los Vietnameses pensaron que los EEUU seria un mercado excelente para el Pangasius y empezaron a exportarlos. A principios todo fue un éxito y el producto se vendió muy bien. Tan bien fue la aceptación del pez que los productores de bagre Americano (Ictalurus punctatus) se quejaron al Congreso y resulto que pasaron una ley indicando que el único pez que se puede vender como “catfish” en el EEUU tenia que ser de la variedad americana. Esto resulto en que los Vietnameses tenían que mercadear los Pangasius bajo otro nombre como Pangasius o Basa lo cual es un nombre local del pez en Vietnam. Aun con esto el pez  se siguió vendiendo bien por su calidad y buen precio en comparación al catfish americano. Para controlar esto, los productores americanos convencieron el gobierno a aplicar tarifas de importación al Pangasius de Vietnam de 40 % a 60 % de su valor. Con esta medida, junto con una campaña de publicidad negativa sobre condiciones de producción en Vietnam, lograron a reducir la llegada de Pangasius a su supuestamente libre mercado. En este momento los Vietnameses tenian que buscar otros mercados y empezaron a introducir el Pangasius en los paises de Europa, Rusia, México, Australia entre otros. En estos mercados, sin restricciones, el Pangasius fue un gran éxito y resulto que es el pez de agua dulce de mejor venta. Como resultado de los esfuerzos de los productores Americanos para excluir el Pangasius, la importación de Tilapia a los EEUU aumento mientras la venta de catfish americano siguió bajando. Hoy en día como resulto del éxito de Pangasius en el mundo sus ventas en EEUU están aumentando  aunque las tarifas sobre el producto de Vietnam se mantienen en vigor.

El Pangasius, en su etapa juvenil, es también un pez ornamental que se vende para el acuario. Aquí en Puerto Rico esta conocido como el mystic shark, o tiburón de agua dulce. Caribe Fisheries Inc., una finca de peces ornamentales,  tenía los reproductores de Pangasius pero no sabíamos como reproducirlos. En el momento que la industria de Vietnam desarrollo, nosotros adquirimos la tecnología de reproducción inducida utilizada por ellos y lo aplicamos con éxito en el año 2002. Aunque nuestra primera intención era de producir los juveniles para venderlos como peces ornamentales, también nos decidimos a evaluar su potencial como pez de consumo. Los resultados han sido favorables y hemos aumentado cada año la producción de Pangasius (Basa) para el mercado local. En realidad Puerto Rico es el único país en el Hemisferio Oeste donde se produce el Pangasius para el consumo. El resto del la producción viene de Asia y la gran mayoría de Vietnam.

El Pangasius se produce como pez de consumo principalmente en charcas o jaulas flotantes en reservas o lagos. Se siembran juveniles de 2” a 3” a una densidad desde 10,000 hasta 60,000 por cuerda en charcas o 20 – 40 /m3 en jaulas, dependiendo de la capacidad de inversión y experiencia del productor. Para que los peces crezcan rápidamente y saludables es muy importante que reciban una dieta adecuada. Pangasius son mayormente peces vegetarianos y requieren  muy poca proteína de origen animal para su crecimiento normal. Esto es una gran ventaja en reducir los costos de producción, pero el alimento sigue siendo el costo más grande incurrido por el productor.  El Pangasius convierte un alimento adecuado a un ratio de 1.5 lbs alimento a 1 lb de pez.  En otras palabras, para producir 50,000 lbs de Pangasius, tendría que provenir 75,000 lbs de alimento antes de cosecharlos. El ciclo de producción para Pangasius dura alrededor de 8  meses para lograr un tamaño de 2 lbs, lo cual es ideal para procesar en filetes. A base de su capacidad de respirar oxigeno directamente de la atmósfera  el Pangasius no se afecta  por niveles bajo de oxigeno disuelto en el agua a resultado de su producción a densidades altas. Otra ventaja que presenta el pez es que no se reproduce en la charca de producción como la Tilapia  y así evita problemas de sobrepoblación y pobre crecimiento.

En este momento Puerto Rico es el único país del Hemisferio Oeste donde esta estabilizado la producción de Pangasius como pez de consumo. Muchos otros países tropicales en nuestra región están interesados en este potencial pero no tienen los reproductores ni la tecnología necesaria. En Puerto Rico existan amplios terrenos para probar este nuevo cultivo tanto como el Valle de Lajas donde existen bastantes abastos de agua pero los suelos salitres no son adecuados por otros  tipos de cultivos intensivos. Además existe la tecnología de reproducción y la fuente de los juveniles.  Es cierto que los costos de producción, en este momento, están más altos aquí que en Vietnam, que cuenta con una larga tradición de acuicultura, una infraestructura estabilizada y un gran volumen de producción. Esto es una realidad por casi cualquier producto agrícola de origen de Puerto Rico que evaluamos. Esto no debe hacer la excusa para que no hagamos agricultura o acuicultura.  Puerto Rico tiene que reducir su dependencia en productos importados y  aumentar su capacidad de ser autosuficiente en su fuente de los alimentos. Haciendo esto, ayudara en aumentar empleos, estimular la economía, y proviene una seguridad alimenticia al país.  Además, en el caso de Pangasius el mercado de los EEUU esta disponible para recibir  la producción de Puerto Rico ya que este producto no será  tributado como el producto importado de Vietnam. La acuicultura de Pangasius en una verdadera oportunidad y alternativa sostenible para la agricultura de Puerto Rico. Depende de nosotros de aprovechar su potencial.

 
?>